miércoles, 5 de marzo de 2008

LA MARCHA DE LOS PINGUINOS

Me mandaron un mail, que encontré terrible... en el muestran la instalación del costarricense Guillermo Vargas Habacu en que deja a un perro abandonado en un museo, sin comida... para que muera de hambre... la verdad no se si esta instalación es cierta. Me llama la atención porque no fue una noticia escuchada acá en Santiago y eso que en un país en que las noticias no existen, siempre al final de los noticieros sale la nota del gato que salvo a la niña, o el perro que se quedó en el techo, o el hamster justiciero... pero un perro muriéndose de hambre en un museo no.
No soy el más encariñado con los animales, desde que murió un perro que tuve a los diez años, después de meses de enfermo, no quise encariñarme más con una mascota... y los perros son encariñables... pero pese a mi resentimiento infantil... gracias al canal Animal Planet mi amor y mi conciencia animal reaparecen en mis noches de desvelo telesivo, tanto así que recién después de mucho tiempo me decidí a ver La Marcha de los pingüinos y quede sorprendido con esta road movie.
En los documentales de animales, no puedo quedar siempre pensando en esos camarógrafos que están horas y horas esperando el mejor momento en que los animales actúan su propia vida, es practicamente igual a los corresponsales de guerra que son capaces de dejar a una niña morir de hambre en Rwanda por una buena toma; en este caso son capaces de ver a un león festinarse a una cebra, o dejar que una orca se coma una foca... Pero como pensado para niños, y ese extraño instinto hacia la ternura que tenemos los seres vivos nos hace ir más allá en esta historia de amor y muerte.

Es que ver que otras especies son capaces de todo por sus hijos, es algo que más nos conmueve y nos hace sentirnos menos sólos en esta carrera por la supervivencia de nuestra especie... en el caso de los pingüinos emperadores algo pasa que cuando el verano comienza a terminar les atrae hacia el interior, y como una gran hilera negra en medio de esos glaciares tan blancos que llegan a ser azules hacen, van siguiendo el camino sin otra brujula que el vago recuerdo modificado por el viento y la nieve, hacia el interior... machos y hembras caminan y se arrastran hasta ese extraño templo de la supervivencia meridional.

En medio del frío y el viento, los pingüinos se encuentran, procrean y comienzan a cuidar del huevo empollandolo en un primer momento la madre y luego el padre... yo creo que ese es el momento en que las mujeres desearon más ser pingüinas... porque la participación del macho en la concepción no se limita sólo a plantar la semillita, acá mientras las madres van en busca del alimento, son los machos los encargados de la lucha en una formación espartana cada hombro se une con el otro para formar un gran escuadron de guerra que lucha contra el maldito viento polar, contra el frío que ataca por los huesos y contra el hambre que ataca las piernas.

La Marcha de los pingüinos es una historia llena de algo que nosotros llamamos amor, que en sus casos se llama extañamente supervivencia, en el más inexplicable de los habitat que un animal puede resistir, quien más que ellos... las aves que vuelan en el mar, que sus padres empollan a sus huevos, que se alimentan de la regurgitación de sus padres y el instinto los hace más poderosos que la muerte que se viste de viento, frío y hambre... Es un viaje al interior del ser para ser victoriosos, porque se vuelve del infierno blanco, se regresa a la vida !que importa el resto si para estar donde se está, se vivió todo lo que se vivió!.

Saludos a todos.

Bonus Tracks
1.- Pàgina en IMDB
2.- Comentarios en Filmaffinity
3.- Página de la película
4.- Trailer

3 comentarios:

Pablo dijo...

Muy bonito documental que trata sobre la emigración de los pingüinos en la Antártida, muy bien dirigido por Luc Jacquet. Cuenta con unas bellísima imágenes, describiéndonos la travesía y la odisea de estos animales para su reproducción. Al principio como todo documental, yo diriá que le cuesta a uno enganchase a la historia, y es que pieso que para ver un buen documental hay que tener muy buenas referencias de él (y este no es una excepción). Pero amigos mios aquí una vez metido de lleno en él, ya no piensas en el final, porque es una auténtica maravilla. Aquí en España se tituló "El viaje del emperador". Un saludo, amigo Rogolagos.
http//:pablocine.blogia.com

RaFe dijo...

Hola Rogolagos:

Queria agradecerte por haber puesto mi blog en tus enlaces. Ya hice lo propio y puse a "Vida en 35mm" en mi blogroll.

Esta pelicula de la Marcha de los Pinguinos me fascino. Y tengo que decir que aunque si me gustan los animales, no me gustan mucho los documentales de animales. Tiendo a aburrirme, pero la belleza de este documental es, precisamente, que logran hilar toda la historia de principio a fin y hasta tiene elementos de suspenso. Es impresionante el trayecto por el que pasan estos pinguinos.

Si no me equivoco, el director de esta tiene otra ahora sobre unos osos polares. No la he visto, pero la verdad es que esta es lo suficientemente buena como para darme ganas de ver esa otra.

Saludos!

Rogolagos dijo...

Pablo
muchas gracias por los comentarios... es cierto lo del comienzo, un poco lento... pero te va envolviendo.

Rafe.
Por nada, es un gran blog el tuyo... estaré atento al nuevo documental.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...