miércoles, 6 de julio de 2011

EL DIRIGIBLE

No hay tiempo, no hay hora, no hay reloj
No hay antes ni luego ni tal vez
No hay lejos, ni viejos, ni jamás
En esa olvidada invalidez
Si todos se ponen a pensar
La vida es mas larga cada vez
Te apuesto mi vida una vez mas
Aquí no hay durante ni después

A propósito de la crisis de la educación en Chile en un programa de televisión le preguntaban a Giorgio Jackson, presidente de la federación de estudiantes de la Universidad Católica de Chile por los problemas que la educación tiene... y uno de los panelistas le pregunta ¿cuales son las soluciones que ustedes proponen? y ¿cómo las financiarían?... esa pregunta hizo a muchos dudar del dirigente... pero la verdad ¿porqué a veces uno tiene que plantear el problema y proponer la solución? , sobre todo si el desastre no lo cometieron ellos, peor aún ellos son víctimas de un sistema perverso que los deja endeudados y con una pésima educación y cultura para darle la bienvenida al sistema de entrada... y con sueños limitados hasta que paguen todo lo que invirtieron estudiando.
Al mismo tiempo el encargado de educación prefiere dar más horas para matemática y lenguaje sacrificando las horas de historia y geografía, con esa acción se entiende la lógica de un mundo materialista, en que al buscar una carrera lo que aparece es un indicador de cuanto dinero se ganará... como si ese fuese el unico motivo por el que uno quiere ser profesional... así es la memoria que nos ha ido olvidando a nosotros, lo que somos y lo que fuimos... así se nos va la memoria y dejamos que el futuro nos devore con valores que se alejan de la esencia de los sueños.

Montevideo es un lugar que me espera, todos me hablan de esa joya urbana de vida tranquila con vista al río y al mar... ¿Nunca te da por pensar cosas, antes de dormirte o en cualquier sitio,cosas raras que te gustaría que te pasaran...? Se pregunta Onetti, El Pozo y pienso en los miles de lugares y personas que habitan en el inconciente mientras vivo mi otra vida. En esos lugares que forman mi propio país con mi historia, son retazos de fotogramas que no tienen mucho sentido y al despertar muchas veces no entiendo como puedo pasar de soñar con mis compañeros de trabajo, mis amores y antiguos amigos en una misma imagen de un lugar que no recuerdo haber habitado... Es ahí cuando comprendo el bisturí que pasa por el fotograma en que el presidente Baltasar Brum se suicidó en presencia de la prensa... así se ha ido armando nuestra historia latinoamericana, entre fotogramas sin horas y sin reloj.

El Montevideo de los noventa estaba contemplando a lo lejos el último aliento de Juan Carlos Onetti, mientras una francesa (Laura Schneider) busca sus pasos en la niebla del olvido. Mientras tanto en su búsqueda mitad verdad mitad mentira conoce a un fotógrafo (Marcelo Bouquet) quien le ayudaría a traducir la entrevista... pero algo pasa que él se pierde… pero la entrevista existió y la prensa uruguaya necesita recuperar ese testimonio para saber que pasó con el gran escritor y el Uruguay. A su vez un policía (Ricardo Espalter) recorre la ciudad vagando por los espacios comunes que la capital baña, mientras en el Edificio Salvo que por años fue el rascacielos de América del Sur se convierte en la escena vejatoria por el joven delincuente (Gonzalo Cardoso)… así se va tejiendo algo… no se que es… si la historia de una grabación perdida, robada o que nunca existió… y por ella podemos ser victimas o victimarios.

Así la historia de lo que ocurre se llena de interrogantes que el olvido ha ido multiplicando a la espera de nuevas respuestas, sin hilo conductor, parecen imágenes de un mundo imaginario, en el caminamos una y otra vez en círculos. ¿perdidos o concientes? Nunca lo hemos sabido, ni siquiera se si avanzamos, pero el Graff Zeppelin pareciera dar con las respuestas, donde lo ve todo desde otra perspectiva y a una velocidad más nítida las conclusiones nunca se conocieron. El cine fue distinto después del dirigible, la veo y la vuelvo a ver sin respuestas… pero… ¿importan las respuestas?, ¿a Fellini nadie le pidió respuestas… sólo lo vivimos?, y América del Sur siempre ha estado llena de interrogantes que no hemos sido capaces de responder y no es ni el dirigible, ni Montevideo, ni Santiago, ni los estudiantes los llamados necesariamente a dar todas las respuestas…¿Es posible dibujar las ilusiones de un país amnésico?

Todo va bien ,pero yo no soy feliz. Me doy cuenta de golpe, ¿entendés?, que estoy en un país que no conozco, donde siempre está lloviendo y no puedo hablar con nadie. De repente me puedo morir aquí en la pieza del hotel... **


Saludos a todos.





Bonus Tracks
1.- Película en IMDB
2.- Comentarios en Filmaffinity
3.- Trailer

* La Casa de al lado de Juan Carlos Baglietto
** Extractos de El Pozo de Juan Carlos Onetti

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...